Masculinidades

¿Una federación de asociaciones para una interlocución unificada del movimiento de hombres por la igualdad en España?

Posted in Uncategorized by Community Manager on 15 agosto 2011

Los hombres por la igualdad

plantamos cara juntos1.

Chema Espada. Heterodoxia.

Una reflexión previa al debate sobre los puntos de consenso y las reivindicaciones compartidas. Una reflexión previa a las formulas de un posible mhx=

Comparto que es saludable buscar lugares de reflexión y encuentro entre los hombres por la igualdad. Expreso mis dudas en torno a las condiciones para que el diálogo pueda darse con transparencia y respeto, no a que el dialogo sea imposible de darse o a que sea poco positivo.

Rescato de otro mensaje de Juanjo Compaire (creo que a los ponentes de la mesa en el congreso) en el que plantea de cara al debate estos interrogantes:

Os proponemos dividir el tiempo (aproximadamente 2 horas en principio) que tenemos para este Foro de la siguiente manera:

1.- Presentación o debate sobre el documento: turno de palabras abierto de valoración o propuestas;

2.- Por qué nos resulta tan dífícil llegar a los hombres? Dificultades externas al movimiento (situación social, política, etc) e internas (división, personalismos, razones históricas,…): Turno abierto de palabras.

3.- Por qué no se han incluido (salvo excepciones) a los hombres en las políticas de género? Peso de las diversas corrientes feministas y su influencia en las políticas de género. Perspectivas de futuro. Turno abierto de palabras.

4.- ¿Cómo se adaptará el movimiento de hombres por la igualdad a una situación de recortes en las políticas sociales? ¿Mayor autonomía?, ¿mayor y mejor coordinación? Otras. Turno abierto de palabras.

5.- Posible formación de una coordinación permanente que sirva de conexión entre asociaciones y grupos (por ejemplo, en la preparación de las dos fechas de acciones propuestas) y de interlocutoria común ante las diversas administraciones.

Para mi son estos los interrogantes que debería incluir el documento especialmente los 2, 3 y 4, antes de llegar a un documento consensuado o a la creación de una coordinación permanente. Me preocupa especialmente que en distintos escritos se plantea una formula de federación y la necesidad de una interlocución unificada. Me interesa reflexionar sobre este punto, aunque creo que el 2, 3 y 4 serían los fundamentales para poder llegar al 1 o al 5 (si se puede y si no tampoco tendría que pasar nada).

Pensar en un movimiento social como algo formado por asociaciones resulta reduccionista y posiblemente anticuado o poco productivo viendo la efectividad y engarce social del movimiento 15M y el dinamismo de la red para promover acciones y cambios sociales sin el establecimiento de canales de participación de tipo asociativo o de partido. El propio congreso CIME2011 hace unas especial mención a la hibridación de la formula entre investigación (academia) y activismo. En este sentido sería importante poner como punto importante de reflexión la idea de la necesidad y/o potencialidad de una interlocución unificada o de una representatividad.

El título del artículo habla del MHX=, espero no ser muy plasta si os adjunto la definición de movimiento social… pongamos de wikipedia

“Un movimiento social es la agrupación no formal de individuos u organizaciones dedicadas a cuestiones socio-políticas que tiene como finalidad el cambio social.” “El término fue introducido al vocabulario académico por Lorenz von Stein en 1846 y entiende un Movimiento Social como, una aspiración de sectores sociales de lograr influencia sobre el Estado, debido a las desigualdades en la economía. (…) La vocación de los movimientos sociales es muy grande por su diversidad, por sus muchos objetivos, desde su auge en los años 1960. Su prestigio también es grande. Es una de las vías lógicas de participación ciudadana. No son fundaciones sociales u organizaciones no gubernamentales (ONGs), que son unidades asistenciales. Los movimientos sociales rara vez confluyen en un partido político; su labor se basa en presionar al poder político mediante reivindicaciones concretas o en crear alternativas. Estas alternativas o reivindicaciones se convierten en su principal identidad, sin tener que llegar a plasmar un ideario completo. Son el equivalente a acción afirmativa o grupo de presión para la modificación de la opinión pública y de las políticas públicas (similar al lobby -cabildeo-). Tienen un carácter de permanencia en el tiempo y con un número de personas representativo, con relación a los que sufren o ignoran el problema.

Me interesa mucho recalcar la diversidad. En nuestro Estado Español, además de una enorme diversidad de tradiciones culturales y lingüisticas, nos encontramos ya desde hace más de un lustro con una explosión de iniciativas de todo tipo.

Haciendo un poco de historia. En los años 90, la mayoría de los hombres implicados en la igualdad de género lo hacían desde cuatro o cinco puntos de entrada: colectivos de educación en la no violencia, educación de calle o antimilitarismo, que llegan a una reflexión sobre la masculinidad a partir de la violencia y la búsqueda de una cultura de paz. Muchos hombres llegan a partir de la sexología y se realizan talleres y encuentros de hombres enfocados a una crítica de la masculinidad tradicional en paralelo a los Congresos de Sexología. Se da una miriada de grupúsculos de hombres de toma de conciencia, que surgen cercanos al feminismo y luego desaparecen, ya sea desde el movimiento okupa, o a los grupos feministas universitarios. Existe una serie de hombres con una alto compromiso, no solo personal sino profesional, enfocando sus carreras a la investigación sobre masculinidades y la intervención con hombres. También se suman hombres a acciones críticas sobre la masculinidad a partir del movimiento LGTB que sufre especialmente las consecuencias de la homofobia.

Pero es a finales de los 90 cuando la red comienza a multiplicar las posibilidades de relación, de encuentro y se comienza a romper el relativo aislamiento. Destaca también la aparición de una mayor número de experiencias asociativas, así las ONG para el desarrollo comienzan a incorporar una reflexión sobre la necesidad de incorporar a los hombres en sus políticas a partir de la perspectiva del Genero en el Desarrollo, surgen por primera vez asociaciones legalizadas de hombres, ya fueran contra la violencia de género (i.e. HOCOVIGE), que comienza a aparecer como un campo de intervención social prometedor, o de un carácter más generalista como el caso de AHIGE. También las formulas en red comienzan a despuntar con fuerza, desde la Red Europea de Hombres Profeministas -surge hacia el 97 si no recuerdo mal-, o Heterodoxia (por entonces -2001- denominada “Red de Hombres Profeministas). Pero es el momento donde grandes campañas toman fuerza en castellano como la Campaña del Lazo Blanco y también comienzan a aparecer algún programa institucional, como el pionero y muy relevante, programa de “Hombres por la Igualdad” del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera. Se podría sumar a este magma la aportación de la academia donde algunas figuras tanto masculinas como femeninas realizan una enorme labor de investigación y revisión crítica sobre los hombres y las masculinidades, que tienen su visibilidad en publicaciones y en congresos.

Tomando en cuenta esta diversidad ¿podemos establecer una coordinación de asociaciones? ¿quien queda excluido de esta formula? ¿es baladí?

En un artículo de Pepe Rusiñol, que recogí en Heterodoxia, analiza las características de 15M que creo son relevantes a las cuestiones que planteo:

“Toda esta efervescencia social, con el nacimiento de múltiples entidades en muy poco tiempo no fue detectada por los canales oficiales en parte porque sus fórmulas son muy novedosas. Y realmente en red.

La etiqueta “en red” no es en este caso un mero planteamiento teórico, sino que tiene muchísimas aplicaciones prácticas, compartidas por casi todas estas organizaciones de nuevo cuño y recién creadas: no hay jerarquías casi ninguna tiene cargos y, si los hay, son rotatorios y nada rimbombantes, ni suele haber liberados. Tampoco existe una sede física permanente. Ni un gran corpus doctrinal al que adherirse más allá de un breve manifiesto. Ni un presupuesto digno de este nombre.

Las organizaciones de nuevo cuño en red no tienen sede ni jerarquías”

La diversidad como valor, la tolerancia y la diferencia respetuosa son elementos que han sido difíciles de adquirir dentro de los procesos de cambio personal y colectivo de los hombres por la igualdad. Sin embargo siguen siendo aspectos muy importantes a seguir profundizando de cara al establecimiento de relaciones de mayor colaboración y confianza, frente al conflicto y/o la competitividad entre organizaciones, activistas, etc.

Más que supuestos personalismos y/o una actitud infantil como movimiento, podría ser un momento idóneo para abordar las diferencias en los objetivos y estrategias que distintos activistas y organizaciones han venido mostrando en el objetivo común de acabar con la discriminación de género y la homofobia. Estas diferencias no son baladíes y no se puede aplazar eternamente ciertos debates. Con estas diferencias me refiero a que “el medio es el mensaje”, no a diferencias de posicionamiento o discurso sobre la paternidad y la custodia, o la explotación sexual por poner dos debates que concentran mucho calor.

Mi pregunta es ¿necesitamos una coordinación “formalizada”? Tenemos las nuevas tecnologías que generan horizontalidad y trabajo en red de manera simultánea en tiempo real y en pie de igualdad. Aguirre de DRY sugiere por ejemplo que una de las fuerzas que mueven la revolución silenciosa es: beta permanente, un concepto extraido del software libre. Su traducción: “Genera respuestas inmediatas y las va sometiendo a la crítica en función de estas respuestas”. “Nada es para toda la vida ni sirve ninguna cosmovisión: ante situaciones cambiantes, se va cambiando”. No hay militantes: como mucho, gente que se apunta a una lista de correo, un facebook, twitter o google+. Y, por supuesto, nadie paga cuotas ni recibe un carné ni se le exige exclusividad o fidelidad. Por no haber, ni siquiera hay necesariamente coherencia: la marca inicial creada por el grupo promotor se replica a gran velocidad en otros lugares sin que nadie supervise que exista una afinidad al 100%

“una plataforma líquida, que fluye en todas direcciones, sin líder ni representante, en torno a unos puntos de consenso”, explica Toni Labrador, de 29 años, impulsor de Estado del Malestar, muchos de cuyos miembros estaban también detrás de la convocatoria de DRY. Así se han creado en pocas semanas más de 80 asambleas de Democracia Real Ya (DRY), que toman sus decisiones de forma soberana y autónoma. Lo mismo sucede con la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. Y con Juventud sin Futuro. Y con Estado del Malestar. Con casi todas Los grupos se extienden sin el control de los promotores. Bauman habla de “modernidad líquida” para definir las sociedades contemporáneas: cambiantes, mestizas, sin grandes seguridades ni vocación de permanencia.

Nuestra “Red de hombres por la Igualdad” y Heterodoxia como comunidad virtual, están pensadas deliberadamente como alternativa a las organizaciones jerárquicas, con una militancia entregada que abrazan una ideología completa y con aspiración de permanencia.

¿Qué carácter debe tener o adoptar la coordinación permanente que se nos propone? ¿Estamos poniendo el carro delante de los bueyes?

Toda forma organizativa tiene sus virtudes y su derecho de ser, estar y organizarse como prefiera: asociación, colectivo, red, comunidad, activista, hacktivista, investigador, lobby, peña, grupo de toma de conciencia, programas institucionales, departamentos académicos, instituto, centro de recursos, ong, centro de investigación, campaña, plataforma, lista de email, … todos podrían y deberían estar incluidos en un “movimiento social”.

Comprendiendo la oportunidad, la responsabilidad y la urgencia de aunar fuerzas entre distintas iniciativas existentes en el Estado Español y dicho todo esto ¿podríamos comenzar por las preguntas 2, 3 y 4… y una vez definidos unas reivindicaciones o puntos de consenso, pasar a ver las formulas de coordinación en torno a unas fechas manteniendo la diversidad y la “liquidez-fluidez” de nuestro mini-movimiento social?

1Valga como humilde sugerencia de posible título al documento o declaración del foro a celebrarse dentro del CIME2011.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: